Lunes, 02 Septiembre 2013 12:28

La tradición de comer churros en el Mercado del Carmen, una costumbre que se remonta al siglo XIX

Comer 'calentitos' es más que una tradición en Huelva, ya que se trata de una costumbre implantada desde el siglo XIX que, lejos de haberse perdido con el tiempo, se afianza cada vez más. Así se pone de manifiesto durante este mes de agosto, pues los tres puestos de churros del Mercado del Carmen en Huelva capital han notado un incremento de su consumo. Y no sólo de los onubenses, sino también de los turistas llegados de toda España.

 

Tomarse unos churros es obligado antes de hacer las compras en el Mercado del Carmen.

 

Comer ‘calentitos’ es más que una tradición en Huelva, ya que se trata de una costumbre implantada desde el siglo XIX que lejos de haberse perdido con el tiempo se afianza cada vez más. Así se pone de manifiesto durante este mes de agosto, donde los tres puestos de churros del Mercado del Carmen en Huelva capital han notado un incremento de las ventas gracias al turismo procedente fundamentalmente de Sevilla, Extremadura y el norte de España. Al mismo tiempo, también son muchos los onubenses de la provincia que cuando vienen a la capital para hacer diferentes gestiones no se resisten a comerse unos churros antes de iniciar la jornada.

 

Los churros en Huelva, una tradición del siglo XIX.

 

Y es que ¿quién puede perderse un desayuno con churros por la mañana antes de hacer las compras diarias en el Mercado del Carmen? ¿Quién de la provincia de Huelva no se para en el Mercado del Carmen a tomarse unos churros? Es una costumbre de todos, desde los niños hasta los más mayores.

Por este motivo, hemos querido acercarnos al Mercado del Carmen para conocer quiénes los elaboran, porque así podremos comprobar cómo se trata de un oficio que pasa de generación en generación.

 

La Churrería Miguel es la más antigua de Huelva y de toda Andalucía.

 

En concreto, en el Mercado del Carmen de Huelva existen tres puestos donde poder degustar los churros de Huelva. El más antiguo es el de la ‘Churrería Miguel’, que data de 1866, una fecha que sitúa a este establecimiento como la churrería más antigua de Andalucía e, incluso, podría serlo de toda España.

 

Los fundadores de la Churrería Miguel, una fotografía que preside el puesto.

 

Esta churrería está gestionada por Juan Miguel Izquierdo, que lleva ya 48 años en esta profesión. Un oficio que le fue trasmitido por sus antepasados, ya que el fundador de este negocio fue su bisabuelo, que hacía buñuelos y, de ahí, pasó a los churros con el paso del tiempo.

 

Juan MIguel Izquierdo y su sobrino Jesús Izquierdo, que continuará con la tradición familiar.

 

Fueron pioneros en el Mercado del Carmen, donde continúan ofreciendo su receta tradicional desde entonces. Y es que Juan Miguel asegura que no ha cambiado ni un ápice de lo que le enseñó su familia, a excepción de que se ha modernizado el puesto, porque él supone ya la cuarta generación dedicada a este oficio. De hecho, su sobrino Jesús Izquierdo continúa con la tradición, ya que también trabaja en el puesto junto a María José Luis Maris y Charo Mojarro, que son las encargadas de atender al público.

 

Charo y María José atienden a los clientes.

 

De hecho, el puesto sigue siendo un reclamo turístico para los visitantes que llegan a Huelva desde toda España. Y, por supuesto, de los onubenses de la capital y del resto de la provincia  que vienen a Huelva, que no quieren perder la oportunidad de disfrutar de esta tradición.

 

Juan Miguel sigue ofreciendo la misma receta de sus antepasados.

 

Es más, este puesto está notando un incremento de las ventas durante este mes de agosto, después de unos meses en los que se había producido un descenso de la demanda debido a la situación económica actual. Por ello, el verano se está convirtiendo en una buena época, lejos de los que piensan que es un alimento para el invierno.

 

El puesto acaba de conseguir un certificado de calidad de la Junta de Andalucía.

 

En cualquier cosa, este puesto del Mercado del Carmen está abierto todos los días del año, a excepción de los domingos, que cierran por descanso del personal.

Además, la Churrería Miguel acaba de conseguir el certificado de calidad de la Junta de Andalucía, por lo que es las pocas churrerías andaluzas en conseguir este reconocimiento. Una garantía más para acercarse a este establecimiento.

 

La Churrería Luis es un negocio familiar.

 

Otra de las churrerías tradicionales de Huelva es la ‘Churrería Luis’, situada en el Mercado del Carmen generación tras generación. Se trata de un negocio familiar regentado por Luis Fernando García, junto a su mujer María Jesús Carrillo y Paqui García, sin olvidar a su hijo Luis Fernando García, que ha decidido continuar con la tradición de la familia.

 

Luis Fernando García continúa con la tradición familiar.

 

El negocio fue iniciado por su bisabuelo, por lo que ya son cinco generaciones y está garantizada la continuidad con su hijo Luis Fernando, que desde pequeño siempre dijo que iba a dedicarse a la churrería.

De hecho, la receta de churros de este establecimiento es todo un secreto, que sólo saben el padre y, ahora, también el hijo. La propia María Jesús Carrillo reconoce que no sabe cuál es el secreto de la masa, “aunque lo único que pudo asegurar es que estos churros no se repiten, por lo que no hacen ningún daño”.

 

La churrería ha querido innovar introduciendo también las patatas fritas.

 

Además, este puesto ha querido ser pionero en el Mercado del Carmen introduciendo por primera vez patatas fritas, que se sirven a partir de las once de la mañana y hasta las tres de la tarde. Un producto que había sido demandado por algunos bares del mercado. Una innovación que ha sido muy bien acogida por la clientela.

 

Luis Fernando García, hijo, quería dedicarse a la churrería desde pequeño.

 

La Churrería Luis está abierta todos los días del año (incluido los domingos) desde las 6 de la mañana hasta las 3 de la tarde.

En sentido, esta familia recomienda el consumo de churros, porque es un alimento totalmente natural, sin condimentos ni aditivos, por lo que es muy recomendable para los niños.

 

Los churros, un desayuno natural y barato.

 

“Hay que tener en cuenta que sólo llevan harina, agua y sal, además de que se fríen en un aceite con alto contenido oleico que es más sano, por lo que todo es totalmente natural”, nos comenta Luis Fernando, que asegura que para los niños es una comida ideal, porque además les encanta.

Además, es barato, porque por un euro se puede desayunar perfectamente.

 

La Churrería situada en el puesto número 184 del Mercado del Carmen.

 

Esta misma recomendación la hace la Churrería situada en el puesto número 184del Mercado del Carmen, otro negocio que lleva décadas funcionando en Huelva.

 

Este mes de agosto, los churros están teniendo mucha aceptación.

 

Situado en el otro lateral del Mercado, este puesto también está notando un incremento de la afluencia de personas durante este mes de agosto, especialmente con la presencia de mucha gente que llega de los pueblos de la provincia a la capital y no quieren marcharse sin probar los churros de Huelva.  Tanto es así que este mes es el que más churros se están vendiendo de este año 2013.

Este hecho hace que sus responsables se encuentren muy satisfechos con la aceptación que está teniendo este producto, que realizan también según la receta familiar, aprendida de generación en generación.

 

Los churros, una delicia en cualquier época del año.

 

En lo que coinciden los tres puestos de churros del Mercado del Carmen de Huelva es que, sobre los gustos de los clientes, está todo muy igualado, ya que dependiendo del día demandan más de patata o de masa.

Sea como sea, nos hacen una invitación para pasarse por los puestos del Mercado del  Carmen de Huelva y no dejar de caer en la tentación de tomarse unos churros, un alimento típico y de siempre. Un alimento ideal que gusta a todos.

 

FUENTE: http://huelvabuenasnoticias.com/2013/08/21/la-tradicion-de-comer-churros-en-el-mercado-del-carmen-una-costumbre-que-se-remonta-al-siglo-xix/